Historia del petróleo

Posted on Actualizado enn

Algo tan importante para la humanidad, y que tanto está cambiando el medio ambiente como es el petróleo, se merecía un post en nuestro blog. Y es que el petróleo (también conocido como crudo) ha sido tan importante durante el último siglo, que sin él nada hubiera sido igual (para bien y para mal).

Es cierto que el uso masivo del petróleo no empezó hasta hace relativamente poco. En el siglo XIX ya se usaba para obtener aceites fluidos que se utilizaban para el alumbrado, en 1846 el canadiense Abrahan Gesner obtuvo queroseno, y en 1859 se perforó el primer pozo en Pensilvania, obra de Edwin Drake, pero la historia del petróleo y su relación con la humanidad empezó mucho antes.

Pero antes de hablar del petróleo y el ser humano, conviene hablar de qué es realmente el oro negro. Petróleo significa aceite de roca, y es una mezcla homogénea de compuestos orgánicos, principalmente hidrocarburos insolubles en agua. Se produce en el interior de la Tierra, por transformación de la materia orgánica acumulada en sedimentos del pasado geológico y puede acumularse en trampas naturales, de donde hay que extraerlo.

Al principio el petróleo servía para alumbrar principalmente
Al principio el petróleo servía para alumbrar principalmente

Es un recurso no renovable. Aunque continuamente se descubren nuevos yacimientos, estos cada vez están más inaccesibles, por lo tanto cada vez será más costoso obtenerlo y llegará un momento en el que no sea rentable su extracción, pero mientras llega ese momento y no se apueste de verdad por otras fuentes de energía, el petróleo es y será la principal fuente de energía de los países occidentales. Además sus yacimientos suelen asociarse con el gas natural, por lo que en un mismo punto podemos encontrar ambas fuentes de energía.

El petróleo se formó hace millones de años. Como he comentado antes la teoría más aceptada es que es de origen orgánico, aunque hay teorías que sostienen que su origen es inorgánico. Sea como sea, es innegable que el ser humano no sería lo que es sin el petróleo, y su historia conjunta comienza mucho antes de que Gesner obtuviera queroseno en 1846 o de que Drake perforara el primer pozo en 1859, aunque sí es cierto que estos dos hechos impulsaron definitivamente al crudo.

Desde la antigüedad aparecía de forma natural en ciertas regiones, como los países de oriente medio. Hace 6000 años, en Asiria y Babilonia se usaba para la construcción, para pegar ladrillos y piedras, también en medicina y para impermeabilizar las juntas entre las tablas en las embarcaciones. En Egipto se usaba para engrasar pieles, y en China ya lo usaban como combustible. Las culturas precolombinas de México también lo usaban para pintar esculturas.

Aunque se le atribuye la obtención de queroseno a Gesner, se cree que la primera destilación de petróleo la hizo el sabio árabe Al-Razi, inventor del alambique, en el siglo IX, obteniendo el preciado queroseno y otros destilados para usos médicos y militares. Estas técnicas fueron distribuidas a través del Califato de Córdoba por toda Europa.

Primer pozo de extracción de petróleo
Primer pozo de extracción de petróleo

Ya nos vamos acercando al momento en el que el petróleo va a convertirse en lo que ha sido y es en la actualidad. Poco a poco se van perfeccionando las técnicas de refinado, y en el siglo XVIII se obtienen productos derivados utilizados para el engrasado de maquinaria. Tras estos avances, en 1846 Gesner vuelve a obtener queroseno unos 1000 años después que Al-Razi, y en 1859 Drake perforó el primer pozo petrolífero. La era del petróleo había comenzado.

Con la aparición de los motores de combustión interna, ese líquido viscoso que se extraía cada vez con más facilidad encontró su uso por excelencia, ya que uno de los productos que se desechaban porque no se le encontraba ninguna aplicación práctica tuvo finalmente utilidad: la gasolina. Y el mundo cambió para siempre.

Durante el siglo XX el petróleo se convirtió en la principal fuente de energía, y a día de hoy todavía mueve el mundo. Sirve para obtener combustible, lubricantes, ceras, fabricar envases y todo tipo de objetos de plástico, neumáticos, asfalto, fibras textiles, fertilizantes, herbicidas, insecticidas,  y muchas cosas más de nuestro día a día, se podría decir que el mundo está hecho de petróleo, o mejor dicho de sus derivados.

Derrames de petróleo producidos en el propio pozo de extracción
Derrames de petróleo producidos en el propio pozo de extracción

Pero como ya sabemos, no todo es positivo. Este mundo hecho de petróleo debe dejar paso a un mundo en el que el motor de la humanidad sea un recurso renovable y limpio, porque como todos sabemos, el uso y el abuso del mismo ha tenido, tiene, y tendrá consecuencias nefastas para el planeta y para todos los seres vivos que lo habitamos: emisión de gases de efecto invernadero, contaminación atmosférica, de los suelos y de los mares, vertidos, residuos prácticamente indestructibles, y un largo etcétera de consecuencias.

Esperemos que esto cambie más pronto que tarde. Se supone que poco a poco el uso del petróleo irá descendiendo, en parte porque las alternativas cada vez serán menos alternativas  y más habituales, pero sobretodo porque poco a poco sus reservas se están agotando. Mientras llega ese momento, lo que tenemos que hacer es hacer un uso racional de los productos derivados del mismo para tratar de mejorar el mundo, o al menos, que no empeore más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s