Alternativas a la gasolina

Posted on Actualizado enn

Desde hace muchos años llevamos escuchando eso de: dentro de tantos años se acabará el petróleo, y nos echábamos las manos a la cabeza. Las mejoras tecnológicas han hecho que de momento las reservas de petróleo no disminuyan (en realidad sí disminuyen, ya que es un recurso limitado), pero cada vez cuesta más encontrarlo y extraerlo, pero seguimos teniendo petróleo.

Es indudable que algún día se acabará, aunque a mí personalmente no me gustaría que se acabara. Antes de que me llaméis loco me voy a explicar: si el petróleo nunca se acaba es porque hemos encontrado otras fuentes de energía renovables y menos contaminantes que sustituyan nuestra sed de petróleo.

Por suerte ya existen alternativas para coches o autobuses a la gasolina o diesel. Entre estas alternativas existen varias opciones, y las dos que parece que tienen más futuro son las del coche híbrido y la del coche eléctrico.

Empecemos por el coche híbrido. En este caso no es una alternativa a la gasolina, ya que también necesita repostar, pero es un buen comienzo. Combina dos tipos de motores, uno de combustión, el de gasolina de toda la vida, y otro eléctrico. El motor de combustión es como los de toda la vida, y funciona con gasolina. En estos coches el motor eléctrico realiza el empuje del coche hasta que la batería lo permita, momento en el que se activa el motor de combustión.

Los coches híbridos constituyen una fuente de ahorro, en especial para los taxistas
Los coches híbridos constituyen una fuente de ahorro, en especial para los taxistas

Todos los componentes son lo más eficientes que permite la tecnología, y el peso es el mínimo posible. Las baterías se recargan aprovechando todos los movimientos del vehículo, en especial las frenadas. También se cargan cuando el coche circula a velocidad de crucero. Cuando la carga de las baterías es baja, el motor de combustión se activa, momento en el que también se cargan.

Estos coches son más eficientes cuando se circula en población, porque la  velocidad es baja, y el motor eléctrico es capaz de de realizar toda la labor de empuje. Cuando el motor eléctrico está en funcionamiento, no se consume combustible, y el coche es silencioso, salvo por el rozamiento de los neumáticos con el asfalto. No es casualidad que tantos taxis sean coches híbridos.

En cambio, cuando la velocidad es media/alta, el motor eléctrico no puede hacer que el coche se mueva, aunque en ese momento también se aprovecha para recargar las baterías. Aunque lo que mueva el coche sea el motor de combustión, el consumo también es muy bajo, debido a que el motor es altamente eficiente. Eso sí, no os olvidéis de echarle gasolina, que aunque consuma poca, también la necesita.

Repostando, en este caso un poco de energía eléctrica, nada de gasolina
Repostando, en este caso un poco de energía eléctrica, nada de gasolina

En cambio los coches eléctricos no tienen motor de combustión. Funcionan exclusivamente con el motor eléctrico, pero a diferencia de los coches híbridos, que cargan las baterías del motor eléctrico aprovechando el movimiento y las frenadas del vehículo, éstos deben cargarse de forma externa, es decir, enchufándolo como si fuera un teléfono móvil (salvando las distancias claro). Lógicamente, para que podamos cargar los coches eléctricos, se necesitan puntos donde podamos recargarlo.

No obstante estos vehículos tienen sus desventajas. Una de ellas es que son silenciosos, sobre todo los eléctricos (los híbridos, al tener motor de combustión hacen ruido, aunque son más silenciosos que los coches tradicionales). Esto en principio debería ser una ventaja, ya que se reduciría mucho el ruido en las ciudades y en zonas próximas a la carretera. Sin embargo, esta ausencia de ruido puede ser peligrosa para los peatones, ya que al no poder oír a los coches, pueden producirse atropellos. Para evitar esto, algunos fabricantes incorporan ruido de motor, para que los peatones puedan detectar a los coches y así evitar posibles atropellos.

Punto de recarga para coches eléctricos
Punto de recarga para coches eléctricos

Aun así, son más las ventajas que las desventajas, por eso lo mejor para la salud del planeta sería que fuéramos sustituyendo los combustibles fósiles por otras fuentes de energía más limpias y que además sean renovables, pero sin que tengamos que esperar a que se acabe el petróleo. Por supuesto los coches eléctricos e híbridos no son las únicas alternativas, pero de momento son las que más posibilidades tienen de sustituir a los vehículos que dependen únicamente de derivados del petróleo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s