Océanos amenazados: acidificación

Posted on Actualizado enn

El ser humano deteriora mucho el medio ambiente, como imagino que ya sabréis a estas alturas de la vida. Hay impactos ambientales que son muy evidentes, como la deforestación, los vertidos al mar, la generación de residuos o la contaminación atmosférica. También hay otros impactos ambientales que parece que no existen, y permanecen ocultos a la vista, como por ejemplo la basura que se arroja al mar, que aunque al principio parece invisible, acaba aflorando en una enorme isla de basura.

Otro enemigo invisible es, como podéis intuir por el título del post, la acidificación de los océanos. Pero esto de la acidificación, ¿qué es, en qué consiste y qué consecuencias tiene? La definición es relativamente sencilla: la acidificación es la disminución del nivel de pH del agua de los mares y océanos.

El pH de las aguas en general y del océano en particular no es constante ni en el tiempo ni en el espacio. Éste se ve afectado por variables naturales, y se encuentra en un equilibrio dinámico, aunque este equilibrio está seriamente comprometido.

Y así, simplificando mucho, es como se acidifica el océano
Y así, simplificando mucho, es como se acidifica el océano

Como he dicho, el pH depende de variables naturales, y dos de ellas son la temperatura del agua y la concentración de CO2 de la atmósfera. Entonces, ¿está variando el pH de los océanos? Pues parece que sí, ya que la concentración de CO2 en la atmósfera está aumentando, y la temperatura del agua también (si se están derritiendo los polos es porque su temperatura aumenta, lógicamente).

Este aumento de la concentración de CO2 y de la temperatura del agua, consecuencia de las actividades humanas, está provocando la disminución del pH a un mayor ritmo que el natural, y se sabe que el pH ha pasado de 8,179 en el siglo XVIII, antes de la Revolución Industrial, a 8,104 en la actualidad. Parece poco, pero la escala de pH es logarítmica, por lo que esta mínima variación numérica en la escala, supone una variación del 30 %.

Además de la gran diferencia que hay en los niveles de pH, debemos tener en cuenta la escala temporal. Todos los cambios en el medio ambiente se producen de forma natural muy lentos, a escala geológica, de millones de años incluso, y sin embargo, los cambios que son consecuencia de la actividad humana se producen mucho más rápido, y algunas de estas variaciones son visibles en el transcurso de la vida de una persona.

Carbonato disponible para el crecimiento del coral. Comparativa a finales del siglo XIX y estimación en el siglo XXII
Carbonato disponible para el crecimiento del coral. Comparativa a finales del siglo XIX y estimación en el siglo XXII

Como ya he comentado antes, la causa del aumento de la acidez es el aumento de las emisiones de CO2 a la atmósfera. De forma natural, y como parte del ciclo del carbono, el océano actúa como sumidero de CO2 absorbiendo del 25 al 30 % del emitido a la atmósfera. Es un efecto que a priori debería ser positivo, porque se reduce la cantidad de gases de efecto invernadero presentes en la atmósfera, pero toda acción tiene su reacción. El CO2 no se queda quieto en el agua, si no que se disuelve. Al combinarse con el agua, se forma ácido carbónico (H2CO3), el cual parcialmente se disocia formando bicarbonato (HCO3) y protones (H+). Cuantos más protones hay en un medio, mayor es la acidez del mismo.

Por supuesto esta alteración en el pH resulta dañina para muchos seres vivos. Vuelvo a recordar el concepto de escala temporal. Como he dicho ya en alguna ocasión, lo único constante es el cambio, pero en condiciones naturales este cambio es tan gradual que los seres vivos se pueden adaptar. En el caso que nos ocupa en este post, y en otros muchos problemas ambientales, sucede lo mismo.

Los seres vivos más afectados por el aumento de la acidez son los que están formados por conchas, caparazones o exoesqueletos. Estos organismos “fabrican” sus cuerpos con carbonato (CO32-). Al aumentar la acidez, la concentración del ion carbonato disminuye, por lo que corales, moluscos, crustáceos o equinodermos tienen dificultades para fabricar sus cuerpos.

Organismo “sano” vs. organismo “acifificado”
Organismo “sano” vs. organismo “acifificado”

El efecto más notable es el del blanqueamiento del coral. En los océanos existen inmensas superficies cubiertas por corales, y se pueden equiparar a las selvas tropicales, ya que en los arrecifes de coral es donde se concentra la mayor biodiversidad de los océanos. El blanqueo del coral puede acabar con su muerte, y si éste se muere, las especies que dependen de él para sobrevivir se ven seriamente amenazadas.

Y hasta aquí este post. Espero que os haya servido para ser conscientes de que la acidificación del océano es un problema real, aunque está bastante ignorado, y que como habéis podido ver es consecuencia directa de la emisión de gases de efecto invernadero. Como ya hemos contado en otras ocasiones, en el medio ambiente todo está relacionado, y si altero un medio como la atmósfera, otros se ven afectados, como el océano en este caso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s