Desperdicio de alimentos (I): países en vías de desarrollo

Posted on Actualizado enn

Nos enfrentamos a un grave problema, y no solo ambiental, también humanitario (aunque los problemas ambientales siempre suelen repercutir negativamente en el ser humano). Este problema es ni más ni menos que el desperdicio de alimentos.

En 2050 se calcula que seremos unos 2.000 millones más de habitantes, y el reto será que haya alimentos suficientes para todos. Ahora que somos más de 7.000 millones, hay alimentos para todos, pero desgraciadamente, según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), casi 870 millones de personas pasan hambre en el mundo, aproximadamente un 12 % de la población mundial.

¿Cómo es posible que se produzcan alimentos suficientes (incluso en exceso) para alimentar a todos los seres humanos y sin embargo haya gente que pase hambre? Pues los motivos dependen de la parte del mundo donde nos encontremos, en el primer o en el tercer mundo, pero en cualquier parte del mundo se desperdician alimentos. En este post vamos a hablar de este problema en los países en vías de desarrollo, y en un segundo post sobre el tema sobre el problema en los países desarrollados.

Alimentos desperdiciados en África que una mujer trata de recuperar
Alimentos desperdiciados en África que una mujer trata de recuperar

En los países subdesarrollados, las mayores pérdidas se producen antes de que el alimento llegue a los consumidores, en las fases de producción, post-cosecha y procesado. Los deficientes sistemas de almacenamiento y transporte hacen que entre el 10 y el 20 % de los cereales subsaharianos sean víctimas del moho, los insectos y los roedores. Estos alimentos tienen un valor de 3.000 millones de euros, suficientes para alimentar a 48 millones de personas durante un año.

Además de suponer una pérdida económica y de alimentos para muchas personas, supone un impacto para el medio ambiente. Producir alimentos consume recursos, deteriora los suelos, consume agua afectando a los acuíferos. Es un impacto ambiental que se puede considerar aceptable siempre y cuando el alimento producido acabe alimentando (valga la redundancia) a la gente. Pero si hemos causado este impacto ambiental para que luego el alimento acabe en la basura, sea cual sea el motivo, generamos un impacto ambiental (por producir y desperdiciar el alimento), económico (producir esos alimentos cuesta dinero) y social (por perder esos alimentos hay gente que no tiene que comer).

Seguramente estos sean los medios más modernos con los que cuente este agricultor
Seguramente estos sean los medios más modernos con los que cuente este agricultor

Como hemos visto a lo largo de los post, aunque este sea un blog de temática ambiental, todos los ámbitos están ligados, y en este caso el más importante es el humanitario. Hablemos primero sobre medio ambiente: los impactos ambientales derivados de la producción (y en parte desperdicio) de alimentos son bastante conocidos y  variados, como por ejemplo la deforestación para obtener tierras de cultivo, empobrecimiento de suelos incluso desertificación, uso de fertilizantes que contaminan suelos y acuíferos y pueden producir eutrofización de las aguas, contaminación por el uso de pesticidas, etc.

Estos son los efectos negativos que genera la producción de alimentos. Tenemos que convivir con ellos porque obviamente, necesitamos alimentos para sobrevivir, aunque también es obvio que debemos mejorar los procesos de producción y la tecnología para reducir todo lo posible el impacto ambiental (el impacto ambiental nulo no existe, toda actividad tiene consecuencias).

Cosecha perdida, la falta de medios ha sucumbido a la sequía
Cosecha perdida, la falta de medios ha sucumbido a la sequía

El problema aumenta al desperdiciar alimentos. Como se ha dicho, producir alimentos (o cualquier otra cosa) genera impacto, pero si todos los alimentos producidos se aprovecharan sería aceptable, pero como llevo diciendo durante más de 500 palabras, parte de los alimentos se desperdician, y cada alimento desperdiciado supone que los costes que ha supuesto producirlo han sido en vano. A esto tenemos que añadirle que estos alimentos que no han llegado a ser consumidos van a pasar a ser residuos.

Pero el problema y lo que nadie entiende es, que produciendo alimentos suficientes para todos haya personas que pasen hambre en el mundo, e incluso mueran por ello. Lo primero es que todo el mundo tenga alimentos suficientes, y se conseguirá cuando seamos capaces de repartirlos, porque haber, los hay.

En el próximo post hablaremos sobre este tema en los países desarrollados, y veremos las diferencias respecto a los países menos afortunados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s