La capa de ozono

Posted on Actualizado enn

Llevamos ya 43 post en este blog (con este ya son 44), y aún no habíamos hablado de la capa de ozono. ¿Pero cómo es posible? Precisamente la capa de ozono constituye uno de las primeras preocupaciones sobre medio ambiente para el ser humano, ya que hace unos años saltó la alarma debido a que se estaba formando un agujero en ella, cosa muy negativa ya que la capa de ozono nos protege de los rayos ultravioleta procedentes del sol, y claro, si desaparece podría causar graves daños en nuestra salud. Pero eso lo vemos más adelante. Primero tenemos que explicar qué es el ozono y qué es la capa de ozono.

El ozono es un gas compuesto por 3 átomos de oxígeno, y la fórmula de su molécula es O3. Se forma cuando se disocia una molécula de oxígeno molecular (O2) en dos átomos altamente reactivos, que reaccionan con otra molécula de O2 para formar ozono. El oxígeno molecular se disocia debido a la radiación ultravioleta, permitiendo formar ozono, que a su vez también se destruye por la propia radiación ultravioleta, de manera que actúa como filtro de esta radiación, impidiendo que llegue a la superficie de la Tierra, ya que absorbe del 97 al 99 % de dicha radiación que llega a la atmósfera procedente del sol.

Esquema de cómo actúa el ozono
Esquema de cómo actúa el ozono

La capa de ozono es la zona de la estratosfera que contiene una cantidad relativamente alta de ozono, entre los 15 y los 50 km de altitud, aunque su concentración más alta está a 25 km de altura., en la estratosfera, y tiene una concentración de entre 2 y 8 partes por millón (ppm), y contiene el 90 % del ozono que hay en la atmósfera.

El ozono también se puede encontrar en la troposfera, que es la capa de la atmósfera más cercana a la superficie terrestre, es decir donde vivimos nosotros. El ozono troposférico es fruto de la contaminación atmosférica, y puede causar problemas de salud, como tos, irritaciones en la faringe, irritaciones en los ojos y dificultades para respirar.

Como ya hemos visto la capa de ozono (situada en la estratosfera, no confundir con el ozono troposférico) es muy importante porque nos protege de los rayos ultravioleta. Si estos llegan en mayor cantidad a la superficie de la Tierra, ya que aumentarían los casos de cáncer de piel, de cataratas oculares, y de la supresión del sistema inmunitario en seres humanos y otras especies. También afectaría a los cultivos sensibles a la radiación ultravioleta.

Concentración de ozono según la altitud
Concentración de ozono según la altitud

De hecho la capa de ozono ha sufrido problemas que fueron detectados por primera vez a mediados de los 80, lo que se llamó el agujero de la capa de ozono. Aunque en realidad no es un agujero en sí mismo, son zonas en los que la concentración de ozono es menor a la normal. Cuando esto ocurre, la capacidad de absorber rayos ultravioleta es menor, por lo que llegan más a la superficie terrestre aumentando el riesgo de que la población sufra los problemas de salud ya descritos.

Esta disminución en la concentración fue detectada en la Antártida, donde el ozono se había reducido en torno a un 50 % de su concentración normal. Es un gas que se destruye muy fácilmente, y su equilibrio es muy frágil. En condiciones naturales la formación y destrucción de ozono es un equilibrio dinámico que crea y destruye ozono constantemente, manteniendo su concentración en la estratosfera constante.

El problema llega cuando el ser humano rompe este equilibrio. Se descubrió que los CFCs (Clorofluorocarbonos), gases utilizados como refrigerantes, eran los responsables de la destrucción de las moléculas de ozono (entre otros compuestos). A raíz de este descubrimiento, en septiembre de 1987 varios países firman el Protocolo de Montreal, diseñado para reducir la producción y el consumo de sustancias.

Evolución de la concentración de ozono en el Hemisferio Sur, Los tonos azules indican concentración baja, los tonos rojos concentración alta
Evolución de la concentración de ozono en el Hemisferio Sur, Los tonos azules indican concentración baja, los tonos rojos concentración alta

Los CFCs fueron sustituidos por HCFCs (Hidroclorofluorocarbonos), que en principio se creía que no dañaban la capa de ozono. Actualmente se sabe que estos compuestos sí que afectan a la capa de ozono, pero su mayor problema es que son gases de efecto invernadero, 1810 veces más potentes que el CO2.

No obstante, desde que se dio a conocer el problema, y gracias a las actuaciones internacionales, según la NASA, el agujero se ha ido reduciendo. La disminución de la concentración de ozono en la Antártida se produce cada año cuando empieza el invierno en el hemisferio sur. En ausencia de luz el ozono deja de generarse, pero continúa su destrucción. Pues según la NASA, el agujero que se forma cada año en la Antártida se ha reducido, o mejor dicho, la concentración no ha disminuido de manera tan drástica.

Son buenas noticias, ya que con esto nos damos cuenta de que muchas veces, aunque actuamos sin pensar en las posibles consecuencias de las cosas, una vez detectado algún problema, se ha visto que podemos ser capaces de solucionarlo, o al menos minimizarlo, y la detección de la disminución del ozono, las medidas tomadas y los resultados de aumento de la concentración de ozono son un buen ejemplo de ello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s