Alternativas para separar envases

Posted on Actualizado enn

Actualmente en España la manera que tenemos de separar los residuos es depositarlos en los contenedores situados en la vía pública: cada cosa a su contenedor (por favor). Y aquí empieza el problema, porque en muchas ocasiones los residuos no se separan correctamente en casa, bien por desconocimiento o confusión (de vez en cuando vemos algún material nuevo que a saber dónde va), o porque no hay intención de separar los residuos.

Como ya se ha visto, tener que separar los residuos en casa no siempre es tan fácil, por lo que en las distintas fracciones (orgánico/resto, envases, papel y cartón, y vidrio) es habitual encontrar impropios, en especial en la fracción de orgánico/resto y en envases, que hacen que su posterior tratamiento no sea todo lo eficiente que debería ser, ya que se pierden materiales que en condiciones óptimas podría ser recuperado.

Separación de envases en una planta de tratamiento
Separación de envases en una planta de tratamiento

Por eso sería interesante que existiera un buen Sistema de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR), y consiste en que los consumidores depositan en máquinas parecidas a las expendedoras, sus envases, que pueden ser por ejemplo botellas de plástico o latas de aluminio. Al adquirir el producto en cuestión, en su precio se incluye un pequeño depósito que es devuelto al consumidor en el momento que lo deposite en la máquina.

Este sistema tiene varias ventajas: tiene un factor psicológico importante, ya que el sistema devuelve dinero al consumidor, que aunque sea un dinero que ha pagado previamente, recibirlo es positivo y sirve como incentivo para usar el sistema (además con el sistema de recogida de residuos tradicional también tenemos incluido en el precio una parte destinada a su gestión una vez se transforma en residuo, pero en este caso no se nos devuelve nada).

Dejo la botella y me dan dinero. ¡Así si!
Dejo la botella y me dan dinero. ¡Así si!

Otra ventaja es que los envases vienen totalmente separados, lo que facilita su posterior reutilización o tratamiento, pero centrémonos en la reutilización. Al poder recuperar los envases de una manera más limpia, se favorecerá el uso de envases reutilizables, y se reducirán los de usar y tirar.

¿Es esto ciencia-ficción? Pues no, esto es real y se usa en varios países, entre ellos Alemania, con unos resultados espectaculares, ya que funciona desde el año 2003 y se estima que la recuperación de envases es del 98,5%, cifras que ni de lejos se acercan en España, ya que muchos envases acaban en vertederos, o bien porque directamente se han depositado en la fracción de restos/orgánico, o porque en el contenedor amarillo se depositan impropios, en especial materia orgánica, que dificulta mucho la separación de los envases y el aprovechamiento posterior.

De hecho en la Ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados se contempla, y en varias ciudades se ha probado como experiencia piloto, como por ejemplo en Cadaqués, en la provincia de Gerona.

Pero aunque no nos demos cuenta, el SDDR no es nada nuevo, antes se usaba aunque de manera más “artesanal”, y no hace tantos años en España se iba al mercado o al bar de abajo con una botella para que te la rellenaran, o simplemente se entregaba y te daban algo de dinero. Ahora la cuestión es recuperar esa vieja costumbre adaptándola al presente en el ámbito doméstico.

Repartidor de cierto refresco bastante famoso
Repartidor de cierto refresco bastante famoso

Y digo en el ámbito doméstico, porque aunque no nos demos cuenta, llevamos toda la vida viendo SDDR, concretamente en la hostelería, como habréis podido imaginar con la foto del repartidor. Es muy simple, seguro que habéis visto en vuestro bar habitual que cuando pedís una cerveza (o varias) o un refresco, el camarero deja la botella vacía en la caja, y es para que cuando llegue el repartidor, que en el momento de dejar el pedido en el bar o restaurante de turno, se lleva las cajas con las botellas vacías. Estas botellas vacías vuelven a la fábrica, se limpian, y las que están en condiciones óptimas se rellenan, y vuelven a tener más usos mientras no se rompan o deterioren.

Como podéis imaginar esto supone un gran ahorro para estas empresas (ese es el principal motivo por el que lo hacen), pero mientras echen una mano al medio ambiente bienvenido sea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s