Mar de Aral: la capacidad destructiva del ser humano

Posted on Actualizado enn

El ser humano tiene una capacidad de modificación del entorno que parece no tener límites, y por modificación muchas veces podemos entender destrucción. Es el caso del mar de Aral, en realidad un lago situado entre Uzbekistán y Kazajistán, países ahora independientes que formaban parte de la Unión Soviética.

En 1960 era el cuarto lago más grande del mundo, con una superficie de 68.000 km2, de los que se extraían anualmente unas 40.000 toneladas de peces, que conformaban el modo de vida de la población local, dedicada fundamentalmente (como no podía ser de otra manera) a la pesca y a las conservas, que exportaban internacionalmente.

Evolución del Mar de Aral
Evolución del Mar de Aral

Pero todo cambió en los años 60, cuando el gobierno soviético consideró que debía regar grandes campos de cultivo, principalmente de algodón, para lo cual se desvió el curso de los dos ríos que le aportaban agua, el Amu Daria y el Sir Daria. El no tener aporte de agua sumado a la evaporación hizo que rápidamente se empezara a notar el descenso en el nivel del agua y el consecuente retroceso de la línea de agua. Por si fuera poco, el 70% del agua que se desviaba se perdía debido a los materiales de baja calidad empleados en su construcción.

El no tener aporte de agua durante décadas, más la evaporación, ha hecho que la superficie del mar de Aral se haya ido reduciendo desde los 68.000 km2, cuando era un lago, a los 28.687 km2 en 1988, en el que el antiguo lago se dividió en dos, 17.160 km2 en 2004 en forma de cuatro lagos, 6.800 km2 en 2008 en forma de dos lagos, ya que los otros dos se secaron, y continúa secándose en la actualidad sin previsiones de recuperación.

Barcos pesqueros faenando
Barcos pesqueros faenando

El nivel del agua ha ido descendiendo año tras año, y cada vez a un ritmo más alto. En los años 60 bajaba aproximadamente 20 centímetros al año, se agravó en los 70, con un descenso medio anual de 50 centímetros, y aún sería peor en la década de los 80, con descensos de 90 centímetros anuales.

Como es lógico, el clima de la zona se ha visto afectado. El mar suavizaba el clima desértico, haciendo posible una vida más o menos confortable para sus habitantes, y su desaparición ha hecho que el clima vuelva a ser extremo.

Por si la reducción de la masa de agua no fuera suficiente problema, la poca que va quedando cada vez está más contaminada de fertilizantes y otros compuestos que son arrastrados por el viento, causando problemas de salud a una población ya castigada por el cambio en su modo de vida que les ha venido como consecuencia de la decisión de desviar los ríos tributarios del lago para utilizar el agua en cultivos intensivos.

Restos de un pasado acuático en un mar de arena
Restos de un pasado acuático en un mar de arena

Pero esto no fue un accidente. Las autoridades sabían lo que iba a pasar si se “cerraba el grifo”, e incluso parece ser que la intención de los “expertos” era secarlo completamente si era necesario para llevar a cabo su plan económico, que pasaba por el cultivo intensivo de algodón, sin importar los desastres ecológicos que pueden acarrear, aunque el problema es que el caso del Mar de Aral no es aislado, ya que por lo general la humanidad no tiene ningún reparo en destruir ecosistemas con fines económicos, y en muchos casos se continúan los planes sabiendo las consecuencias que va a haber en el medio, como puede ser la deforestación, la construcción o los cultivos intensivos en zonas áridas, sabemos que van a tener consecuencias muy negativas pero aun así se hacen, aunque existan alternativas más respetuosas.

Dicho todo esto, esperemos que la tragedia del Mar de Aral al menos sirva para evitar otras, y aprovecho para dejaros un documental sobre este despropósito, y el enlace de otro documental de RTVE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s