Concienciar a la gente

Posted on Actualizado enn

¿Cuál es la mejor manera de concienciar a alguien para que modifique sus hábitos, de forma que sea más respetuoso con el medio ambiente? Lo ideal sería que los argumentos medio ambientales sirvieran, pero eso no es así para la mayoría de la gente, por lo que hay que buscar otras formas, que aunque en principio no sirvan para concienciar, al menos sí que sirvan para cambiar los hábitos de muchas personas. Cambiar cualquier tipo de hábito es difícil en adultos, sin embargo con los niños es más fácil, y aquí es donde entra en juego la educación ambiental, pero de eso hablaremos más adelante.

Aunque cambiar un hábito en un adulto es complicado, no quiere decir que no debamos intentarlo. En este caso, puede que lo más sencillo sea dejar de lado los argumentos ecologistas, que a pesar de ser importantes, puede que no sean la mejor manera de concienciar a personas de cierta edad. A la gente más joven, y especialmente a los niños, es más fácil debido a que en cierto modo se nos ha educado cada vez más con una mentalidad más “verde”, por decirlo de alguna manera.

El ahorro es una buena forma de cambiar los hábitos de una persona por otros más ecológicos
El ahorro es una buena forma de cambiar los hábitos de una persona por otros más ecológicos

Pero aunque se pueda pensar que es un problema muy complejo, con una solución también complicada, no tenemos que darnos por vencidos y creer que no tiene solución. Debemos simplificar. Si simplificamos o descomponemos los problemas (en cualquier ámbito), nos resultará más sencillo encontrar soluciones simples, que aunque resulten parciales, nos ayudarán al principio para reducir el problema, y puede que en el futuro a resolverlo completamente.

Por eso podemos empezar a crear hábitos más respetuosos con el medio ambiente con cosas que resulten sencillas, efectivas y también gratificantes, aunque sea para uno mismo: haciendo que ahorres dinero. Y lo puedes hacer desde casa, o mejor dicho, debes hacerlo en casa: ahorrar agua, luz o gas. En futuras entradas hablaremos de cómo ahorrar con pequeños cambios, que nos hará ahorrarnos mucho dinero al cabo del año en nuestras facturas, y de paso echamos una mano al medio ambiente, que buena falta le hace.

Vigila el termostato y te ahorrarás unos cuantos euros
Vigila el termostato y te ahorrarás unos cuantos euros

Otra manera de ahorrar y de ayudar al medio ambiente, ahora fuera de casa, es la forma en la que nos desplazamos. Esto ya lo hemos visto en otros posts, en el que dábamos algunas alternativas al coche. Podéis andar si no vais muy lejos, ir en bici, o utilizar el transporte público, pero muchas veces no tenemos más remedio que coger el coche. Cuando nos tengamos que desplazar en coche hay un inevitable gasto de gasolina, pero si aplicas unos cuantos trucos, ahorrarás algo de gasolina, lo cual seguro que agradecéis dado el precio del combustible. Conducir de manera suave, utilizar la calefacción o el aire acondicionado de forma moderada, o subir las ventanillas cuando se superen los 50 km/h hará que vuestro depósito dure más.

Si nos ahorran dinero, seguro que mucha gente adopta hábitos más ecológicos, porque es fácil y además tiene una recompensa inmediata: más dinero en el bolsillo, pero hay otros ámbitos en los que resulta más complicado, como por ejemplo el de los residuos. Debemos intentar reducir los residuos que generamos, y debemos facilitar su reciclado separándolos en casa y depositándolos en el contenedor adecuado, aunque esto a veces es muy difícil, ya que cada vez hay más tipos de residuos y en muchas ocasiones nos encontramos con algo que no sabemos en qué contenedor va.

Ya sabéis lo que toca, cuidar la Tierra, que nos tiene que durar
Ya sabéis lo que toca, cuidar la Tierra, que nos tiene que durar

Así que ya sabéis, respetad más el medio ambiente. Con estos hábitos nuevos os ayudáis a vosotros mismos ahorrando dinero y ayudáis a la Tierra, y esa es la mejor recompensa, porque ayudando a la Tierra os ayudáis a vosotros a vivir en un lugar mejor, y lo más importante, ayudáis a las generaciones futuras, porque la Tierra no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos, y nuestra obligación es dejarles nuestro hogar como mínimo en las mismas condiciones que nos encontramos, y si es posible, en mejores condiciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s