Parque Nacional de los Picos de Europa

Posted on Actualizado enn

Empezamos nuestro viaje a los Parques Nacionales con el de Picos de Europa, el primero de los 15 que tenemos en España. Fue declarado Parque Nacional el 22 de julio de 1918 con el nombre de Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, y ocupaba una superficie de 16.925 ha. El 30 de mayo de 1995 fue ampliado hasta las 64.660 ha, fue cambiada su denominación a la actual y entró a formar parte de la Red de Parques Nacionales. Está situado en la Cordillera Cantábrica, entre Cantabria, Asturias y León, y además de Parque Nacional, es Reserva de la Biosfera y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

Mapa del Parque Nacional de los Picos de Europa
Mapa del Parque Nacional de los Picos de Europa

Su cercanía al mar hace que tenga una gran variedad de ecosistemas, de alta montaña, atlántico y mediterráneo, aunque el clima predominante es de alta montaña, con inviernos muy fríos, y veranos con grandes contrastes térmicos. Lo que sí es constante son las precipitaciones, de entre 1500 y 2000 l/m2 anuales, en forma de nieve en invierno, aunque en verano también puede nevar por encima de los 2000 metros.

En cuanto a la flora, además de la vegetación típica de alta montaña, se puede encontrar flora de ecosistemas mediterráneos y atlánticos. En las zonas más bajas podemos encontrar bosques mixtos atlánticos, con especies como el roble, el avellano y el nogal silvestres, el tilo, el castaño, el fresno y el arce. En las zonas con clima más mediterráneo el bosque más frecuente es el de encinas. Si ascendemos por encima de los 1500 metros, nos encontramos extensas praderas formadas por hierbas de alta montaña.

Respecto a la fauna del parque, durante varios años numerosas especies han estado en peligro de extinción, pero gracias al trabajo de las autoridades muchas están recuperándose, entre ellas el quebrantahuesos y el águila real, cuya población en el macizo de los Picos de Europa es la mayor de toda la cordillera Cantábrica. Sin embargo, el urogallo todavía continúa en peligro, ya que su población está cayendo. Entre los mamíferos destacan el oso, el lobo, el jabalí, el gato montés y el corzo.

Oso pardo. Fotografía del CENEAM-MMA
Oso pardo. Fotografía del CENEAM-MMA

En los ríos que riegan el parque, entre los que destaca el Sella, también se están recuperando las poblaciones de salmón y de cangrejo de río, amenazados estos últimos por su pariente americano, especie invasora que está presente en la mayoría de cuencas fluviales de la Península.

 Además de la rica biodiversidad del parque, también nos ofrece unos paisajes de montaña de gran belleza, como los Lagos de Covadonga, el Pico de Naranco de Bulnés o el Pico de Urrielu, el desfiladero de Cares, o el Mirador de la Reina.

Lago Enol. Fotografía del CENEAM-MMA
Lago Enol. Fotografía del CENEAM-MMA

Pero no voy a hablar más del parque, lo que hay que hacer es visitarlo, así que os animamos a que vayáis y disfrutéis de él y de vistas como las de la imagen superior.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s